sábado, 24 de mayo de 2014

El tranvía de las Rondas de Barcelona. (Circunvalación 3)

Hacia 1875, Barcelona ya había urbanizado la mayoría del espacio ocupado por las murallas, derruidas en los años sesenta del siglo XIX.
Aquel espacio lo constituirían las calles denominadas Rondas, herederas de los caminos de ronda que eran los pasos sobre las murallas por donde los guardias realizaban la ronda de vigilancia.
La ciudad iniciaba su expansión por el nuevo ensanche, pero la actividad seguía concentrada en el núcleo antiguo.
Por ello, una sociedad vio un posible negocio en la realización de un tranvía que recorriera estas nuevas Rondas,  permitiendo así, facilitar los desplazamientos entre los barrios de la antigua Barcelona por unas amplias avenidas sin tener que recorrer las tortuosas calles de la ciudad antigua.
El camino de ronda en 1851, Enric Ferau 1851

El proyecto, como ya hemos visto en anteriores entradas, era muy ambicioso y del que solo se ejecutó el tramo central, que perduraría muchos años.

Como todos estos proyectos, avanzados en el tranvía de circunvalación y del puerto de Barcelona, tendría una larga gestación que expondremos en esta entrada.

Inicios del Tranvía de Circunvalación.
El 15 de diciembre de 1875, el Ayuntamiento de Barcelona aprobó definitivamente el proyecto de tranvías de circunvalación, en el trozo que media desde frente Atarazanas, en la calle del Marqués del Duero (Paralelo), hasta la estación del ferro-carril de Francia, presentado por los Sres. Rubao, Vigo, Ferrer y Castellá.
La aprobación municipal,  finalizaría en concesión el 8 de mayo de 1876.

Constitución de la Sociedad Catalana de Tramvías
Para la explotación de esta concesión, el 28 de julio de 1876 se constituía La Sociedad Catalana de Tranvías dependiente de la Societé Générale des Tramways.

En La  Gaceta de Madrid  Nº 232, 19 de agosto de 1876, se publicaba:
  Sociedad Catalana de Tramvías
   En la ciudad de Barcelona, a 28 de ju1io de 1878, ante el infrascrito Notario del colegio del territorio de la Audiencia de esta ciudad, vecino de ella y testigos en la conclusión nombraderos, parecieron de una parte D. Hipólito Fortacin y  Chavarría, Abogado, casado, de 63  años; D. José Rubau Donadeu, asegurador de incendios, soltero, de edad 33años;
D. Salvador Vigo y Soler, Maestro de obras, casado,   de edad 33 años; D. Jacinto Ferrer y Valls también Maestro de obras, casado, de edad 54 años; D. Juan Castella Tomas, propietario, casado y de edad 39 años, como concesionarios del tranvía  de circunvalación que partiendo de frente el cuartel de Atarazanas termine en el paseo de la Aduana junto a la estación del Ferrocarril de Francia a tenor de la escritura de tal concesión que les otorgó el Excmo. Ayuntamiento de esta ciudad ante el Notario de este Colegio y vecindad D. Jaime Barguerol con fecha de 8 de mayo último; y de otra parte D. Francisco Nielmans y Ray, Ingeniero, casado de edad 60 años, vecino de Bruselas, según pasaporte que ha puesto de manifiesto, librado en 24 de los corrientes mes y año… y D. Joaquin Henrich y Girona, del comercio, casado de edad 28 años, ambos señores en calidad de apoderados de Mr. Federico Juan de la Hault, propietario domiciliado en París, según poderes otorgados ante el Notario D. Gustavo Perard en 21 de Julio de 1876…

…Por parte de Mr. de la Hault, han comparecido D. Federico Juan de la Hault, residente en París, el cual ha por las presentes constituido como mandatarios suyos, generales y especiales: primero a D. Maria Joaquin Henrich, industrial, residente en Barcelona, y segundo D. Francisco Tieiemans, Ingeniero, residente en Marsella, a los cuales da poderes de por si y en su nombre a saber:
1º Para obrar junto, comparecer al acta de constitución de la Sociedad Catalana de tranvías, que se establecerá en Barcelona, conforme a las instrucciones verbales que el compareciente les ha dado para establecer los estatutos, determinar el capital y todas las cláusulas y condiciones, hacer todos los aportes, recibir el importe de estos aportes, ya sea en acciones, ya sea en metálico, hacer todas las estipulaciones necesarias para la confección de los estatutos  de la sociedad que se trata.
…..
Estatutos
Articulo 1º Por la presente se forma una sociedad anónima bajo la denominación de Sociedad Catalana de tranvías, cuyo domicilio será en la ciudad de Barcelona.
Art. 2º La Sociedad tiene por inmediato objeto la construcción y explotación del tramvía de Circunvalación de Barcelona, concedido por decreto del municipio de Barcelona de Fecha 8 de mayo último, cuya retrocesión a la presente Sociedad ha sido autorizada por decreto de fecha de ayer, 27 de los corrientes.
Tiene por objeto toda construcción, compra, alquiler de tramvías, toda clase de obras de vialidad, la apertura de nuevas calles y barrios así como la asociación o fusión con otras sociedades que se ocupen de semejantes objetos.

Las instalaciones tranviarias.
Continúa en el mismo texto la descripción de las instalaciones a realizar, en ella destacan la estación con sus correspondientes instalaciones y la descripción de la futura realización del tramo de conexión ferroviaria entre estaciones, que si bien parece, según las publicaciones encontradas, llegó a su construcción, (ver Mercancías en la Linea de Circunvalación), pero no llegaría a su explotación, ya que estando lista para la entrada en servicio, se abriría el enlace ferroviario de la calle Aragón que haría innecesario  el trasvase de vagones de ferrocarril por las calles de Barcelona.
El texto prosigue:
….
El Sr. de La Hault aportará  el terreno necesario para la  construcción de los edificios de explotación, dicho terreno tendrá de cabida unos 3.000 metros cuadrados a corta diferencia, y en ningún caso podrá obligarse  al Sr. de la Hault a ceder más de 3.000 metros.

Dicho señor se encargará además de la construcción de los edificios de explotación, tales como caballerizas para 80 caballos, granero, habitación para un Jefe de depósito, alojamiento para 20 hombres, oficinas, casillas para conserje y guardián, establecimiento de una distribución de agua y alumbrado,
Almacén y cochera para 16 coches de  tranvía  vías interiores de dos rails, un transbordador, una zanja de visita, lavaderos para cinco coches, guardarnés, una forja y todo lo demás indispensable en esta clase de establecimientos.
Por precio de todo esto recibirá 1000 acciones completamente pagadas, que le serán entregadas a medida que vayan adelantando los trabajos, a tenor de una nota  reguladora que se convendrá entre él y el Consejo de administración
Art. 6,- El señor de la Hault se reserva durante el plazo de un mes la opción de encargarse, mediante las 2800 obligaciones del excedente de las obras y entregas que más adelante se reconozcan necesarias para la explotación, si hace uso de esta opción contraerá las siguientes opciones a saber:
A. La entrega de los rails y de la madera necesaria para establecer una vía de tranvía con aumento de tercer raíl sobre la parte que pueda  utilizarse para el  tránsito de los wagones de los caminos de hierro.
B. La colocación de dichos rails, con los  desvíos necesarios.
C. La entrega de 80 caballos o mulos con los arneses necesarios a los tiros de 16 coches.
D. La entrega de todo el material pequeño útil para la explotación, comprendiendo en él, los uniformes del personal, y un abastecimiento de cuatro millones de tiquets (tarjetas o papeletas).
E. Los primeros abastos de forraje y todos los gastos generales de cualquier naturaleza que fueren hasta dar principio a la explotación.

Frederic de la Hault
El texto hace referencia a  Mr. de La Hault, es decir  Frédéric de La Hault,  que fue un empresario belga, natural de Bruselas y que en el último tercio del siglo XIX  constituyó un auténtico imperio de concesiones tranviarias en Francia y otros países, la Compagnie Générale des tramways.
Con financiación de la Banque française et italienn, Frédéric de La Hault consigue las concesiones de las redes tranviarias de numerosas ciudades francesas como Le Havre, Nancy y Marsella que operarían en 1874, fundando  el 8 de diciembre de 1875, la Compagnie générale française des tramways, que pronto conseguiría la concesión de otras redes de tracción animal, como  Toulon, Saint-Quentin y Cambrai.  Fuera de Francia conseguiría concesiones en Génova, Colonia, Francort del Main y Barcelona.
En el texto aparecen Mr. de la Hault, y D. FedericoJuan de la Hault, creemos que este último era hijo del primero y que representaba  a la compañía de su padre.
Inauguración del tranvía de Circunvalación.
En 1877 se procede a la inauguración del tranvía de Circunvalación. La línea iniciaría su recorrido con vía única y apartaderos. El trazado inicial quedaba menguado porque la futura avenida del Paralelo aún estaba en proyecto, por lo que el origen estaba en el inicio de la ronda de  Ronda de San Pablo finalizando en la antigua plaza del Comercio (Pla del Palau) que era entonces el centro neurálgico de la ciudad.
La Gaceta de los Caminos de Hierro, reproduce dos artículos del Porvenir de la Industria, que por su interés pasamos a reproducir:

14 de enero de 1877, (el Porvenir de la Industria)  «Atentamente invitados por la Sociedad Catalana de Tranvías, concesionaria del tranvía de circulación de esta capital, tuvimos el gusto de examinar minuciosamente las obras en construcción y gran parte de la vía que, naciendo en el paseo de la Aduana, y siguiendo por los de la Industria y San Juan, sigue por la calle Ronda de San Pedro, plaza de Cataluña, calle de Pelayo, Rondas de San Antonio y San Pablo, para terminar en el muelle de San Beltrán, tan pronto como se halle abierta la calle del Marqués del Duero, vulgo del Paralelo.
Cinco kilómetros de extensión abraza esta línea, que en su totalidad está destinada al trasporte de viajeros y á la vez de mercancías, en la parte que media de la estación del ferro-carril de Tarragona á la del de Francia, para cuyo doble servicio se están sentando tres raíls ó barras-carriles uno común á los servicios y otro tan sólo para uno de estos. El ancho de la vía para este servicio de coches y vagones es de 1,676m es decir el ancho de la vía férrea española; los raíls pesan 24'5Kg por m. lineal.

El sistema de vía adoptado para el servicio de viajeros es el que actualmente se adopta en Marsella, Orleans, Rouen y Génova, del cual Bruselas tiene 14 kilómetros en explotación desde hace cuatro años, colocados con maderas exactamente de las mismas dimensiones y calidad que está sentando la Catalana de Tranvías. Marsella tiene 23 kilómetros en explotación y 16 en construcción del mismo sistema, y tienen ya ó tendrán dentro de poco establecido el mismo sistema, Havre, Nancy, Dusseldorf, Francfort y Tours, según recordamos en este momento. El raíl pesa 12 kilos, por m. lineal.
Coche de la Compagnie Generale Francoise de Tramways, similar a los que circularían en la linea de Circunvalación.

Los coches, cuyas fotografías hemos examinado, serán distintos de las que usan actualmente las Compañías de tranvías de esta, habiéndose adoptado como tipo el material americano reformado.
Los coches de invierno serán bastante lujosos y pesarán 1.700 kilos; los de verano serán abiertos, tendrán los asientos de frente y sólo pesarán 1.300 kilos, pudiendo contener 32 personas.
Ninguno de los coches tendrá imperial.
Tan adelantadas están las obras, que tan pronto como la Sociedad obtenga el permiso para las variaciones que ha pedido sobre los empalmes concedidos, no se pasarán muchos días sin que quede terminada la construcción de la vía, para inaugurar luego la explotación de esta importante línea.»
28 de febrero de 1877,(el Porvenir dé la Industria) «Previamente invitados tuvimos el gusto de asistir á la inauguración de la línea de circunvalación de Barcelona, que dicha Sociedad acaba de establecer en breve tiempo. Los invitados acudieron al local de la estación, situada en la calle de Borrell, desde cuyo punto salieron en cuatro elegantes y sólidos coches á recorrer la línea hasta, el nuevo mercado del Borne, para seguir inversamente hasta el punto de partida. En la estación se sirvieron fiambres, dulces, etc., en una bien arreglada mesa colocada en el tinglado destinado á depósito de carruajes; inició los brindis el Sr. D. Joaquín de Cabirol, diputado á Cortes, como individuo del Consejo de administración, brindando además loa Sres. Fossas y Pi; el Sr. Miquel y Badía en representación de la prensa; el señor Rubau y Donadeu, como uno de los iniciadores de la empresa; el Sr. Pujol director del tranvía de Sans; el Sr. Soujol constructor del tranvía de San Andrés de Palomar; el Sr. Roca y Roca director de la Gaceta de Barcelona; unos contestando á determinadas indicaciones, y todos con entusiasmo en pro de la Sociedad expresada. Por último, el director de la misma, D. Joaquín Henrich contestó en sentidas frases, á las que se habían vertido en pro de la Sociedad; consignó su agradecimiento hacia el Excelentísimo Ayuntamiento, por la solicitud y buen deseo con que había salvado los inconvenientes presentados durante el trascurso de las obras, y terminó brindando por el Sr. D. Sebastián Puig ingeniero de la línea, y por los señores sub-constructores D. Rafael de Luna, D. Francisco Alsina y D. Andrés Mari. La concurrencia salió altamente complacida. Como ya en otro número nos ocupamos de la estación y sus dependencias, nos limitaremos á indicar que la caballeriza, á nuestro juicio, es la pieza que llama la atención sobre las demás.
Coche construido por los Ateliesr de Nievilles

Los coches son belgas, construidos por la Sociedad hullera y carbonera de Nivelles; no llevan imperial, sus ventanales son anchos, quizá demasiado para su manejo; sus plataformas son espaciosas y resguardadas por una barandilla; están pintados de color azul en el exterior é imitan el roble en su interior, produciendo muy buen efecto el conjunto de los mismos.
La Sociedad Catalana de tranvías merece un entusiasta aplauso por el nuevo servicio que acaba de establecer en Barcelona, y nosotros se lo enviamos con toda la sinceridad y desinterés que nos caracteriza.

Ambos artículos, contienen datos de interés sobre las instalaciones del tranvía de Circunvalación en sus orígenes, como el fabricante de los primeros coches, que nosotros creíamos era Baucells. Tampoco hemos encontrado en estos textos, datos sobre la participación de este industrial y carrocero en la sociedad explotadora del tranvía como habíamos presumido en nuestras entradas anteriores, por lo que probablemente Baucells sería proveedor de la compañía simplemente, al ser una firma experimentada en la construcción y reparación de coches de tranvía. (Esto ya es solo una especulación)

Dada la larga historia de esta línea haremos una parada para proseguir el recorrido en una nueva entrada.
(continuará)


sábado, 3 de mayo de 2014

El 1º de mayo de 1886





1886

   Un 3 de mayo se recibían en nuestra ciudad, las primeras noticias de unos sucesos trás los que se iniciaría un cambio real en las relaciones entre patronos y trabajadores, los sucesos del primero de mayo de 1886.




Estos hechos llegaron a nuestra ciudad  de una forma sesgada a través de pequeñas gacetas insertadas en los diarios de la época. 



Hemos recogido de la hemeroteca de La Vanguardia, las publicadas entre 3 de mayo y 1º de julio de 1886, dado lo breve podemos incluirlas enteras:

3 de mayo 1886   En Chicago (Estados-Unidos) existen 15.000 obreros en huelga.

4 de mayo 1886      NUEVA-YORK,—Las huelgas tienden á generalizarse de una manera alarmante en los Estados-Unidos. Los obreros piden que las horas de trabajo se reduzcan á ocho diarias.
Tanto en Nueva-York como en Chicago se preparan grandes demostraciones para reclamar dicha reducción. La opinión pública se muestra seriamente preocupada del espíritu de resistencia de las clases obreras, que tratan de imponerse á los patronos.

6 de mayo 1886      Han tenido lugar nuevas huelgas en América del Norte. En Boston han dejado el trabajo 4.000 obreros, en Chicago 7.000 y en Pittsburgo 1.800.

7 de mayo 1886     En Chicago se han producido graves desórdenes, habiendo que lamentar más de 60 muertos y un número mucho mayor de heridos.

8 de mayo 1886    Chicago.— La policía ha descubierto en la administración del Arbeiter Zeitung y en otros sitios frecuentados por los anarquistas, cierta cantidad de dinamita y de armas.

9 de mayo 1886    Chicago.— Son muchas las prisiones que se han llevado á cabo, contándose entre el número de los detenidos muchas mujeres.
Se han proporcionado armas á la policía de Chicago.

1º de julio de 1886  Continúan las huelgas en Chicago. La compañía de los ferrocarriles de Lake-Share, ha podido, gracias á la intervención de la policía, hacer circular algunos trenes de mercancías.

A pesar de lo breve de estas gacetillas, ya se lee entre líneas que fueron unos sucesos de importancia internacional, ya que traspasaron las fronteras llegando aquí tan solo dos días después de acontecer.

Estos sucesos, la represión y procesos posteriores harían mella en la conciencia de los trabajadores, y poco a poco aquella fecha sería adoptada como día de reclamación de derechos laborales.

En los años posteriores a la gran Exposición Universal de 1888, Barcelona entró en una gran crisis que se traduciría en desempleo y precariedad laboral.

Cocheros y tranviarios, que ya comenzaban a constituir un gran colectivo de trabajadores, serían de los más activos en secundar las celebraciones del primero de Mayo.

1890
En 1890 ya encontramos unas noticias referentes a la celebración del primero de Mayo en nuestra ciudad:

Año X—Número 1444 BARCELONA martes, 29 abril 1890
Los cocheros y conductores de los coches y tranvías se reunirán el día 1.°, á las seis de la mañana, en la plaza de Cataluña para secundar la manifestación.
Fue aprobada por unanimidad la siguiente proposición:
1.° Que en la mañana del día 1º de mayo próximo y en el mismo local se celebre el meetting al que concurran todos los obreros de esta ciudad, y luego salir en manifestación pacífica á recorrer las principales calles dé la población.
2.° Que el motivo de la referida manifestación sea el de pedir que el jornal sea de 8  horas.

2 de mayo 1890      LA GRAN MANIFESTACIÓN DE AYER 
Desde las primeras horas de la mañana, por las calles y por las ramblas se notaba bastante animación, pero el aspecto de todo el mundo era de tranquilidad.  Las floristas de la Rambla no concurrieron á sus puestos.
A las ocho empezaron á formarse por la plaza de Cataluña y Paseo de Gracia algunos grupos obreros que se disponían para concurrir al meeting.-

La cabeza de la manifestación era imponente, llenando de bote en bote la Rambla, inclusos los arroyos. Abarcaba desde la calle del Conde del Asalto hasta, la entrada de la plaza del Teatro.
La parte inferior de los troncos de los árboles y de los kioscos quedaba sumergida en la compacta masa como los montículos y arboledas en la llanura inundada.
La muchedumbre formaba una enorme mancha negruzca, alterada por el color azul de las blusas algunos puntos rojos de las barretinas y salpicados puntos amarillos de los sombreros
De vez en cuando los manifestantes prorrumpían en aplausos sin gritar viva ninguno.
De esta manera saludaron la redacción de La Publicidad, el Ateneo Barcelonés, el Círculo Francés y la Capitanía General, á cuyo mirador se asomó el general Blanco, siendo objeto de una ovación cariñosa.
El paso de la bandera fue acogido con aplausos en algunos sitios.
Gran número de chiquillos y hombres tomaron por asalto el monumento á Colón, para presenciar el desfile de los manifestantes, y de pie en los pedestales, y apoyados en las estatuas, saludaron con aplausos á los de la comitiva.

Al año siguiente, ya se preveían repercusiones como puede verse en el texto.


1891
1º de mayo 1891  A las ocho de la mañana empezaron a cruzar en distintas direcciones los coches del tranvía y las jardineras pertenecientes a la compañía inglesa, y, como ésta fuera una señal de seguridad, fueron poblándose las calles dé curiosa multitud en la que abundaban las notas azules de las blusas obreras, sin que faltaran los trajes domingueros. Había verdadera comezón de ver, de saber lo que había: así es que los periódicos eran materialmente arrebatados dé manos de los vendedores; y como faltaba en aquella multitud, bastante compacta en los sitios clásicos de emociones.- Rambla y Plaza de Cataluña- faltaba, repito, la nota femenina que estaba ausente por completo, todos los presentes, obreros y curiosos, burgueses y agentes de autoridad, corrían afanosos de un lado á otro, comentando las precauciones adoptadas, las noticias recibidas, las mentiras echadas á volar y las predicciones más ó menos exageradas acerca de los acontecimientos futuros.
A las diez de la mañana todos habían estado por  todas partes, de las que se indicaban como más probables ó más indicadas para teatro de emociones fuertes: se sabía que en el puerto, de un centenar de obreros ocupados en 1a descarga de un vapor, habían suspendido  su trabajo después de almorzar más de la mitad: que la salida de los tranvías no había sido molestada por nadie: que no sucedía nada absolutamente de cuanto se había predicho,: y  que la cosa se reducía á una fiesta más.

La guardia civil patrullando por parejas por la ciudad, y con preferencia las líneas de los tranvías, hasta Hostafranchs, Sans, Gracia v San Andrés.

Después de otro discurso bastaste enérgico del compañero Alvarez, se terminó la sesión aprobando los concurrentes la siguiente proposición: Si llegara el caso de que  declararse en huelga los cerrajeros, del tranvía de San Andrés, la empresa les despachara, los cerrajeros mecánicos se declararán en huelga permanente.

Reunión de los conductores de carros
Antes de las cuatro veíanse por los alrededores del café Asiático, sito en la calle del Rosal (Pueblo Seco), gran número de individuos, lo propio que dentro del local. Eran los conductores de carros que se habían dado cita allí para celebrar una reunión, conforme dijimos ayer. En dicha hora abriéronse las puertas del salón teatro de la sociedad Lope de Vega, establecido en aquel edificio, y penetraron en él los conductores llenándolo por completo. Abrió la sesión el presidente que lo era el compañero Fábregas. Uno de los individuos que componían la mesa invitó á que salieran del local los burgueses si acaso los había entre los reunidos.
Se dio cuenta de los trabajos efectuados en las reuniones de comité. Las seis sociedades de transportes se han aliado declarándose en huelga, hasta que cada una de ellas haya obtenido lo que pida.
Aprobóse la estadística de trabajo presentada, cuyo resumen es:
Artículo 1º Todo conductor de carruaje, deberá ganar de 25 pesetas semanales en adelante.
Art. 2º Queda prohibido el trabajo los días  festivos.
Art. 3º  El jornal mínimo del conductor, será de 5 pesetas, y si trabajase toda la semana, debe cobrar la misma cantidad que le corresponde, respecto al jornal. Solo si se considerase como semanal, cobrará ya la primera semana conforme expresa el artículo primero, teniendo el patrono la obligación de hacerlo presente al conductor antes de concluir la semana.
Art. 4º Ningún conductor vendrá obligado á cargarse su carreta, ni á descargarla. Tendrán obligación de cargarse el carro de torno y á descargarlo de pipas llanas, pero no tendrá la obligación de cargar pipas vacías, y si podrá descargarlas.
Art. 5º Trabajar diez horas, considerándose dos de ellas, repartidas una por la mañana y otra por la noche, para recoger y devolver el carruaje. Eso si el conductor no tuviese ningún encuentro en su trabajo.
Art. 6º Abolición de cuadras, y que la paga se efectúe el sábado.
Art. 7º Los patronos vendrán obligados á tener los conductores asociados.
Art. 8º Si no cumpliesen los patronos lo dispuesto en el artículo anterior, la Sociedad hará retirar á los asociados de aquella casa.
Artículo adicional. El Comité, de común acuerdo con los asociados, resolverá los asuntos aquí no previstos.
Los carreteros reunidos acordaron persistir en la huelga general hasta que se les conceda el aumento de jornal y la prohibición del trabajo en los días festivos.

Tranvías
Este año, como en los anteriores, se ha intentado que los empleados de los tranvías dejen su trabajo mañana, pero no lo han confirmado. Los tranvías no dejarán de prestar el servicio ordinario.

La guardia civil custodió las cuadras y talleres de la Compañía inglesa de tranvías que empezó á prestar servicio á las siete menos cuarto da la noche. Los individuos de la benemérita, además de situarse en las cocheras de los Josepets, cuadras del Astillero y Paseo Nacional, recorrían la vía para evitar cualquier coacción.
Díjose, pero no pudimos comprobarlo, que al prestar servicio los coches de la compañía Catalana, un grupo de hombres apedreó los coches y empleados en la Plaza de Tetuán por lo cual no circularon los carruajes de la citada empresa.
A las nueve de la mañana salieron de su estación los coches del tranvía de Sans, haciendo dos ó tres viajes á; eso de las once, un numeroso grupo acometió á uno de los vehículos al salir de la cochera, rompiéndola los cristales y haciéndole distintas averías. No contentos con ello los agresores, apedrearon el edificio de la Administración reduciendo á añicos todos los vidrios. Por tal motivo y por haberse hallado en distintos puntos de la vía grandes piedras, la empresa dispuso que cesara la circulación de sus carruajes.
Los tranvías de San Gervasio, San Andrés y Litoral, circularon sin novedad, lo propio que todos los ramales de la Compañía inglesa y jardineras.


1892
En los pueblos del llano 
En Gracia .  Reinó en la vecina población la tranquilidad  más absoluta. Ni tan siquiera hubo meeting que le dieran otro aspecto que el de los demás días festivos. Hízose allí la vida de ordinario: los establecimientos abrieron sus puertas por la mañana y las cerraron á la hora de costumbre; la calle Mayor por la mañana y por la tarde se vio tan concurrida como siempre, lo propio que los cafés y los demás centros de reunión.
Por lo que pudiese ocurrir se habían tomado precauciones que resultaron afortunadamente innecesarias.
En la estación del tranvía de los Josepets había diez guardias civiles y un cabo; otros diez en la estación de la calle de Méndez Nuñez; tres parejas de á caballo recorrían las calles de la villa. En las Casas Consistoriales había armados con fusil y bayoneta gran número de guardias municipales. Estas precauciones cesarán hoy si no ocurriera novedad. 
En San Martín de Provensals, en este importante centro obrero, sucedió lo que en Gracia, que es tanto como decir que no sucedió nada. Celebróse el meeting que se había organizado y que tuvo lugar en el café de la calle del Clot, conocido por Casa Queralta. En él usaron de la palabra los compañeros José Basllosi, Francisco Santamaría, Luís Estrada, Tarrago y  Altaví, socialistas que abogaron en sus discursos porque se implante la jornada de ocho horas. Los asistentes eran en número extraordinario y cuando el meeting terminó, se desparramaron por la población, retirándose á sus casas en medio del mayor orden.
La tarde transcurrió también tranquilamente sin que tuviera que intervenir la fuerza pública en ningún incidente. Era creencia general ayer en aquella población que los obreros no dejarían de acudir esta mañana al trabajo, como los demás lunes. 
En San Andrés.  Tampoco en esa población ocurrió nada de particular. Pasó el día de ayer como los demás domingos. Por la noche se celebró una velada literaria en el Círculo socialista. 
En San Gervasio, Sarrià y Las Corts no se advirtió tampoco que el día de ayer fuera la fiesta obrera. No se celebró ninguna reunión. 

1893
  El 1.° de Mayo en Barcelona.  Por la mañana Durante las primeras horas de la mañana, Barcelona presentaba ayer el aspecto ordinario.: A la hora de costumbre empezaron á circular los tranvías, así los de vapor como los de tracción animal, verificándolo con regularidad completa y sin que tuviera que lamentarse el menor conato de coacción. 


1895
El día de ayer transcurrió sin que ocurriera ningún incidente digno de mencionarse. A no ser por el refuerzo que experimentó el servicio de vigilancia en determinados puntos, en especial en las calles del Ensanche, donde existen fábricas y por algunos grupos de obreros que en actitud pacifica discurrían por las Ramblas y por las calles céntricas, nadie hubiera creído que ayer se conmemoraba la fiesta del trabajo. A la hora de costumbre, los tranvías y los ómnibus empezaron á prestar su servicio cotidiano, sin que tuviera que registrarse ninguna coacción.  Algunos operarios de las fábricas y talleres del casco antiguo y del ensanche, no asistieron ayer al trabajo, ocurriendo lo propio en los establecimientos fabriles de San Martín de Provensals, San Andrés de Palomar, Badalona, Sans y Gracia. En Barcelona han hecho fiesta muchos albañiles, canteros, carpinteros, cerrajeros y demás que se dedican al ramo de construcciones, notándose también entre el personal ocupado en la carga y descarga de los vapores, la falta de algunos operarios. Reduciendo la cuestión á términos generales y numéricos, bien puede afirmarse que el número de obreros que no acudió ayer al trabajo, asciende á lo sumo á un treinta por ciento. Además del servicio del cuerpo de vigilancia combinado con el de consumos, notábase en algunos puntos céntricos y en los alrededores del Circo Ecuestre y del teatro de Novedades donde hablan de celebrarse los meetings obreros, la presencia de la guardia civil de á pié, sin fusiles. La guardia municipal y la benemérita, prestaron también á primera hora servicio de vigilancia en los ómnibus y tranvías con objeto de impedir que se ejerciera alguna coacción por parte de los partidarios de celebrar la fiesta del 1º de Mayo. Hay que hacer constar, que el servicio de vigilancia tanto por parte de la policía como de la guardia civil y de la municipal, se ejerció ayer de un modo discreto, sin aparato ni alarde.

1897
En el almanaque del Diario de Barcelona hemos leído:  
REVISTA POLÍTICA EXTRANJERA. 
La fiesta del 1.° de este mes es pacífica en casi todas partes. En Portugal, Italia, Francia, Bélgica, Inglaterra y Austria se reduce á reuniones y discursos de los trabajadores, turbándose solo el orden, aunque no gravemente, en Bélgica y Viena.  
Con referencia a nuestra ciudad:  Pasó el primero de Mayo como un día ordinario de trabajo; hubo sólo algún meeting y funciones alusivas en algunos teatros.  
1898
En 1898, no hemos encontrado citas al primero de Mayo, hay que tener en cuenta que el país estaba inmerso en la guerra de Cuba.

1899
Martes 2 Mayo 1899.  La fiesta del primero de Mayo transcurrió sin ningún incidente desagradable, señalándose casi exclusivamente por la celebración de meeting's obreros. 
....
.
La reunión del Circo Barcelonés tuvo mayor importancia, por lo más nutrido de los discursos y por él numero de sociedades obreras allí representadas, según nos dijeron, había allí representación de las sociedades de Lampistas, Latoneros y Hojalateros, Aserradores mecánicos; Artes y Oficios; Guarnicioneros; Ebanistería; Cilindradores y Aprestadores; Caldereros de cobre; Cerrajeros de Obras; Cocheros de Ómnibus; Fabril Algodonera; Asociación de la Dependencia Mercantil; Ateneo Socialista; Junta del Grupo de Corporaciones Obreras; Comité de la Unión Fabril Algodonera; Centro de Peluqueros-Barberos; Agrupación Socialista y otras.
......
Por la tarde la mayor parte de los obreros salieron á merendar á los pintorescos alrededores de esta capital.


1900
Miércoles 2 Mayo 1900.  …En la de los señores Ametller y Rocamora Hermanos tuvieron que acudir varias parejas de la guardia civil y agentes de policía para  evitar que continuara la pedrea.   Los huelguistas trataron también de impedir la circulación del tranvía eléctrico, lo que consiguieron dé momento, reanudándose después la circulación, aunque por poco rato, pues se renovaron las agresiones contra los coches de la Compañía Anónima de Tranvías.   En vista de ello la gerencia de aquella ordena la suspensión del servicio en dicha línea. También el tranvía á vapor de San Andrés de Palomar tuvo, por la tarde, que dejar de prestar servicio, dada la actividad que tomaron los obreros de aquella barriada.

Jueves 3 Mayo 1900. El conflicto iniciado entre los maquinistas y la Dirección del tranvía llamado de San Andrés, no lleva trazas de acabar tan pronto como fuera de desear.   Parece que aquella empresa pretendió establecer un sistema de primas y multas á  los maquinistas, mediante la combinación de castigar con una multa equivalente al valor de la mitad del carbón que se consumiera por sobre un tipo determinado, y premiar con una prima equivalente á la tercera parte del carbón que el maquinista lograra economizar.  Esta combinación mermaba el jornal de los maquinistas en cantidades para ellos considerables, y en vista de tal perjuicio los maquinistas no han querido aceptarla.  Todos los dependientes han suscrito un documento dirigido á la Dirección, pidiendo en él que se supriman aquellas multas y primas,  y en este punto está el conflicto cuya solución depende de la contestación de la empresa

Viernes 4 Mayo 1900.  Las empresas de tranvías han empezado á cumplir las bases estipuladas con sus empleados, con motivo de la reciente huelga general, pues el aumento de jornal es ya un hecho en varias de las líneas y la estabilidad del personal ha sido ya reconocida.  La compañía del tranvía de vapor á Sarrià ha cumplimentado todos los acuerdos, entre los que figura el nombramiento oficial de don Pedro Jáuregui, único que estaba fuera de plantilla.   La Nueva Condal, La Catalana y tranvías de Sans, Badalona y San Andrés de Palomar, dicen nos que desde el 1,° del corriente han puesto en vigor las nuevas bases. La Compañía Anónima ha comenzado a cumplir lo estipulado.

Sábado 12 Mayo 1900.  Los sucesos de ayer.- A los sucesos que ocurrieron el jueves por la noche y que extensamente relatamos en la última edición hay, por desgracia, que sumar los que se desarrollaron ayer.       Por la mañana el aspecto que ofrecieron las calles en que tuvieron efecto las escenas que describimos ayer era el de la normalidad acostumbrada.
Algunos curiosos contemplaban las señales que los proyectiles disparados hicieron en las fachadas dé las casas.
Entre el vecindario se notaba alguna efervescencia al comentar lo ocurrido la noche anterior.
A primera hora de la mañana varios empleados de las Compañías de tranvías se estacionaron junto al monumento á Clavé, y al realizar el primer viaje uno de los ómnibus de La Condal le obligaron á regresar á las cocheras.   Los coches de La Catalana suspendieron también el servicio, haciendo lo propio los tranvías de San Gervasio, Sans, San Andrés y Badalona.
Al mediodía el ferrocarril de Sarrià dejó de circular, por habérsele apedreado en la calle de Balmes, donde se habían formado grupos, que disolvió la guardia civil.
Fuerzas de este instituto patrullaron por la Granvía, en el trayecto comprendido entre las calles de Aribau y Urgel, y por las Rondas de San Antonio y de San Pablo. 
A pesar de ser día de Encantes, los vendedores que allí tienen sus puestos, dejaron de concurrir á ellos, ante el temor sin duda de que se reprodujera la algarada de la noche anterior.

Algunos establecimientos, no obstante, abrieron solamente las puertas, dejando resguardados los aparadores. En la carretera de Mataró se armó á media mañana una regular pedrea, debido á que algunos grupos se oponían á que circulara el tranvía de Badalona. El gerente de la compañía recabó el auxilio de la fuerza pública, dirigiéndose inmediatamente al sitio de la ocurrencia el inspector de policía señor Peláez.  De momento se consiguió reanudar el servicio en corto trecho, pero hubo que desistir que circularan los coches, pues se reprodujo la pedrea.  A la una y media de la tarde una pareja de la guardia civil montada que patrullaba por la Ronda de San Antonio, fue acogida con denuesto y silbidos. Anoche decíase que hoy_ al amanecer sería fijado el bando de la autoridad militar declarando el estado de guerra en toda la provincia.  A última hora de la tarde reuniéronse en la Capitanía general, convocados por la autoridad superior del Principado, los gerentes de las compañías de tranvías y ómnibus, siendo probable que hoy quede normalizado el servicio en todas las líneas.

1901
Sin embargo el año 1901 sería el de la mayor repercusión con la gran huelga del transporte:
La huelga de tranvías en Barcelona, había sido precedida con una huelga de tranvías en Madrid que pronto se extendería a otras ciudades del Estado.
En Barcelona, el conflicto, se extendió derivando a Huelga General que concluiría con el decreto de estado de guerra en Barcelona.

HUELGA DE LOS TRANVÍAS DE BARCELONA

Domingo-28 abril 1901  Los empleados de las líneas de tranvías acordaron en su reunión declararse en huelga general por 488 votos contra 237.
Las bases que la Sociedad obrera del servicio urbano de locomoción electro-animal  de Barcelona somete al examen de las compañías son las siguientes:
1.a Las Compañías con la Sociedad obrera, cuidarán de que todo el personal parezca y sea eminentemente sano, público y privadamente en todos los actos del servicio  por lo que corresponde al decoro y dignidad debido á todo ser social.
2.a Las empresas de Tranvías de Barcelona unificarán el jornal gradual y progresivamente. 
3.a La Sociedad obrera de locomoción electro-animal se compromete seria y formalmente á hacer practicar todo cuanto está á su alcance para labrarse el apoyo moral  primeramente,  de las Compañías, en la vida regular informada siempre en el criterio más expansivo de estricta justicia en todos sus actos. Las Compañías emplearán el amplio criterio para hacerse dignas de la consideración y estima expresada en el número anterior. La Sociedad obrera quiere que todo el personal subalterno de las Compañías esté asociado con el exclusivo objeto de lograr la armonía mentada en pro de los intereses morales, y materiales de  todos en general, para que reine y gobierne la armonía más perfecta entre ambas entidades.»
Después de la votación,  circuláronse las órdenes oportunas para que dejaran de prestar servicio todos los coches de las siguientes líneas:
Tranvía de la Anónima.
Trayecto de Barcelona a Gracia por el paseo de este nombre.
Ídem de Barcelona á Gracia por la plaza de Santa Ana y calles de la derecha del Ensanche.
Ídem de Gracia á los Josepets.
Ídem de la Ronda de San Antonio al Astillero.
Ídem de la Ronda á los Baños Orientales.
Ídem de circunvalación.
Ídem de media circunvalación por la Granvía, Paseo de San Juan y Rambla. 
Ídem de Atarazanas al Arco de Triunfo. 
Ídem de Barcelona al Pueblo Nuevo por el paseo del Cementerio. 
Otras Compañías: 
De. Barcelona á Hostafranchs y Sans.
De la plaza de Cataluña á la carretera de Sans.
Tranvía á vapor de Barcelona a San Gervasio y Sarrià.
Ferrocarril de Sarrià á Barcelona.
Compañía de ómnibus «La Catalana», todos sus servicios.
Ídem «La Condal», todos sus servicios.
Líneas en cercanías:
La del tranvía á vapor del Litoral, (Barcelona, San Martín, Badalona).
La del tranvía á vapor; de Barcelona, Clot y San Andrés.

Durante el día no ocurrió incidente alguno desagradable.
El principal objetivo de esta huelga es el deseo por parte de los empleados de lograr que las compañías otorguen sueldos de cinco pesetas (20 reales) tanto á los conductores como á los cobradores de la Administración de Tranvías.
Los sueldos que en la actualidad disfrutan los empleados de las compañías de tranvías, ferrocarriles y ómnibus son los siguientes:
Los pertenecientes á «La Catalana» cobran el cochero 18 reales diarios y los conductores 12, 13 y 14.
Los de «La Condal» están retribuidos con 18 reales el cochero y 12,13 y 14 los conductores.
Los de la Compañía Anónima de Barcelona perciben los cobradores 14 reales y los conductores 16.
Los del  tranvía de Sans tienen 11 reales los cocheros y 15 los conductores.
Los-del tranvía de fuego de San Gervasio disfrutan el jornal diario de 14 reales el jefe de tren, 13 el conductor, 20 el maquinista y 12 ó l0 el fogonero.
Los del ferrocarril de Sarrià ganan el conductor del tren 14'50 reales y 11 el guardafrenos y los mozos.
El gobernador civil, en vista del cariz que tomaba la huelga, preguntó al alcalde qué medidas tenía adoptadas para que las compañías de tranvías cumplieran con las condiciones que se les impuso al otorgarles los respectivos permisos de concesión. 
También pidió á las empresas que le indicaran cuanto antes, qué cooperación estimaban necesaria para solucionar la huelga y á la Asociación de obreros de locomoción electro-animal que los empleados de los tranvías manifestaran en concreto sus aspiraciones.
Esta entidad obrera contestó que deseaban llegar á un acuerdo con los patronos.
En los alrededores de la ciudad y en las inmediaciones del emplazamiento de las respectivas estaciones de los tranvías y ómnibus se tomaron por las autoridades algunas precauciones.
El gobernador civil, señor Larroca, dio orden de que los vendedores de periódicos no voceen anunciando sucesos no ocurridos.
De entre las empresas, sólo La Catalana fue la que aceptó las bases que se le presentaron, motivo por el cual los representantes de aquella empresa se presentaron ayer al gobernador civil, extrañándose de que sus empleados  secundaran la huelga.
Es probable que hoy esa Compañía reanude el servicio.
Parece que el gobernador civil exigirá responsabilidad á los empleados del Ferrocarril de Sarrià por haber suspendido el servicio sin sujetarse a las prevenciones señaladas fin los artículos 22 y 23 de la Ley de Policía de ferrocarriles y Real decreto de 15 de febrero de este año. 
En la puerta de esa estación se fijó un anuncio avisando á los empleados que no se hallen conformes con la huelga iniciada ayer se presenten, sin excusa de ninguna clase,  hoy, á las nueve, para reanudar el servicio.
El tranvía á vapor de San  Martín hubo también de suspender el servicio, pues lo impidieron algunos grupos.
Un convoy que intentó salir á las 7'15 no pudo continuar la marcha, pues se arrojaron en medio de la vía dos huelguistas, a causa de este incidente se hicieron varias detenciones, quedando en libertad al  poco rato los individuos detenidos.
La policía disolvió en la calle del Comercio a un grupo de huelguistas que intentaba ejercer coacción sobre el maquinista de un tranvía de vapor.
Por la noche conferenció con el Gobernador civil una comisión de los empleados de tranvías compuesta  de cien individuos, habiendo permanecido en el despacho del  señor Larroca hora y media.
Al salir dicha comisión, aunque se mostró reservada con los periodistas, nos manifestó que estaba agradablemente impresionada de la conferencia con el señor Larroca y que creía próxima una solución al conflicto.
Después de ellos, entraron en el despacho dé la primera autoridad, los gerentes de las compañías quienes salieron á las veinticuatro, habiendo conferenciado por espacio de media hora.
En el gobierno civil se nos manifestó que es muy posible que hoy quede  arreglado el asunto para lo cual se signen activas negociaciones. Añadió que hoy circularían los tranvías á vapor de Badalona y San Andrés.

29 de  abril 1901 Persistió la huelga, causando con ello no pocas molestias al público, pues aunque prestan servicio á Gracia, San Gervasio y Sarrià algunas jardineras que se situaron en la plaza de Cataluña y otros coches que desde la plaza de Palacio se dirigían al Pueblo Nuevo, el servicio no era suficiente y el  retraso que sufrían los viajeros hasta que se llenaba el coche y no volvía el que estaba en camino, molestaba á las personas que necesitaban utilizar tales vehículos.
El tranvía á Badalona prestó servicio desde muy temprano, siendo custodiados los convoyes por algunos individuos de la benemérita y de policía.
La fuerza de la guardia civil que vigila la línea, quitó de ella varias piedras que habían sido colocadas en los rieles de la vía con el propósito de que descarrilara algún convoy.
El número de viajeros que circuló por esa línea fue en menor número de lo que acostumbra á conducir en días normales.
La policía y algunas parejas de la guardia civil vigilan constantemente á un grupo de huelguistas estacionado junto á los merenderos emplazados en las cercanías de la carretera de Badalona.
Por la tarde, junto á San Adrián, varios huelguistas insultaron de palabra á los conductores y maquinistas del tranvía á Badalona, cesando en su actitud á la vista de la fuerza pública.
Según dijimos en la reseña que ayer publicamos respecto á la huelga, la empresa de tranvías «La Catalana» aceptó las condiciones de sus empleados, pero éstos secundan también á los de las demás compañías.
Ayer una comisión de aquéllos estuvo á avistarse con el gerente de «La Catalana»  á quien manifestaron que persistían en la huelga por compañerismo.
Según manifestaciones de dicho señor, el personal de la compañía está muy bien retribuido y sólo puede achacarse la actitud de tales empleados á influencias perturbadoras, que comprenden que si «La Catalana» reanuda el servicio, sucedería lo propio en las demás empresas.
En vista de la actitud de los empleados, la gerencia tenía el propósito de que se declarara la cesantía de los que no han acudido al trabajo y de fijar anuncios indicando que se admitirían á cuantos se presenten para reanudar el servicio.

Domingo 5 mayo 1901  La semana en  Barcelona.  Barcelona sin tranvías—Perjuicios é incomodidades.—
La huelga de tranvías  y ríperts que empezó el domingo pasado, ha producido una verdadera perturbación en la vida barcelonesa, pues se cuentan por millares las personas, que ya por hábito, sino por verdadera necesidad no han de acudir á este medio de locomoción rápido y económico.
  En este caso se encuentran los que fiados en el servicio de las líneas de mayor extensión kilométrica, las cuales suelen prolongarlo hasta la una de la madrugada, y prescindiendo de que tuviesen sus ocupaciones ordinarias en el centro de Barcelona, fuéronse a vivir a Sarrià, San Gervasio, San Martín de Provensals, Badalona-,etc., etc., 

El día de ayer transcurrió en completa tranquilidad.
Los grupos de huelguistas en los alrededores de las cocheras de las respectivas Compañías fueron menores, y menor también fue el aparato de fuerza en los mismos lugares. Las empresas han resuelto interrumpir el servicio por tiempo indefinido y ante esta noticia los huelguistas han tomado una actitud expectante.
En el centro de la Riereta hubo poca concurrencia. Por la noche se celebró una reunión, en la  cual acordaron por unanimidad persistir en la huelga y esperar acontecimientos.
Asimismo se acordó gestionar la libertad de los detenidos, para lo cual irá una comisión á visitar al señor Larroca.

La Compañía Anónima ha despedido á todo el personal recién admitido, quedándose únicamente con la brigada de recomposición, y se propone permanecer en esta actitud todo el tiempo que dure la resistencia de los huelguistas.

La Compañía Anónima de Tranvías ha remitido á los nuevos empleados que se habían inscrito para sustituir á los huelguistas, la siguiente circular: 
«Compañía Anónima de Tranvías de Barcelona.—  
Atendido el gran número de personas que  se han presentado para obtener plaza en esta Compañía. Atendido que las que han hecho sus prácticas dentro de la cochera han demostrado casi todos aptitud. Atendido que para completar esas prácticas se hace preciso que se continúen en la vía pública. Atendido que por las actuales circunstancias, y á fin de evitar disturbios en las inmediaciones de los edificios de la Compañía, no pueden, por el momento, realizarse dichas prácticas de calle. Esta Compañía participa á usted que hallándose satisfecha de las prácticas que ha realizado hasta hoy, le avisará oportunamente el día en que deba reanudarlas, comprometiéndose  á darle trabajo en cuanto haya concluido aquéllas y las circunstancias lo permitan. 
Barcelona 3 mayo 1901.—La Dirección.— Compañía Anónima dé Tranvías de Barcelona.»

Por su parte, la Asociación obrera de servicio urbano de locomoción electro-animal de Barcelona ha hecho públicas las siguientes declaraciones: «Con motivo de la huelga iniciada entre las empresas de tranvías y sus empleados, y siendo varios los insultos dirigidos á nosotros por los gerentes de las compañías, es un deber nuestro defendernos de dichos ataques, puesto que nada  tan contradictorio como sus declaraciones.
Es inexacto que nosotros vayamos haciendo alarde de llevar armas, ni mucho menos de exhibirlas á los agentes de la autoridad, ni á nadie, como es igualmente incierto que por nuestra parte se haya ejercido coacción alguna.
Así mismo es extraño que las compañías se quejen de los agentes de la autoridad porque no nos fusilan, como sería su gusto, cuando las cocheras de la compañía anónima han servido de cuartelillo para ser hasta allí conducidos y maltratados sin compasión alguna los infelices que fueron detenidos sin delito alguno  justificado y que hoy gimen presos. 
Protestamos enérgicamente de que las Compañías no hayan podido reanudar el servicio porque nosotros lo hayamos impedido con nuestras coacciones, siendo la causa verdadera la falta de personal y la impericia de los pocos que hay. Como prueba justificante, basta consignar que en «La Catalana» hacen de cuadreros los señores jefes de parada é inspectores de la Compañía. ¿Quién les ha dicho á esos señores gerentes que en «La Catalana» se han ejercido coacciones ni aun siquiera indicaciones de ningún género?
Si es un ardid que practican los gerentes de las Compañías para deshacer la fuerza que la razón nos dio para declararnos en huelga y nos alienta en la campaña, sepan claramente que nuestra conducta es y será la mejor arma de defensa para combatir injurias tan contradictorias.—

La comisión. 
La empresa «La Catalana» continúa la venta de caballerías, á pesar de que algunos huelguistas trataron de oponerse á ello, siendo precisa la intervención de los agentes de la autoridad para evitar toda coacción.
Entre el público circuló ayer el rumor de que había salido para Madrid el gerente de la compañía anónima, rumor que ha sido desmentido, pues por la tarde estaba en Barcelona dicho señor.
Un «esquirol» fue atropellado ayer en la calle de San Antonio Abad.
Ayer debía reanudar su servicio el tranvía de Badalona, pero el director de la Compañía desistió de su propósito y volvieron á su puesto las locomotoras, aunque tenían ya encendidas las calderas.
Enterado de ello el gobernador civil señor  Larroca y en vista de que la misma dirección había anunciado que se reanudaría ayer el servicio, citó á su despacho al gerente de la empresa. Dicho señor expuso que sus empleados no se habían atrevido á salir por creer que la fuerza pública destinada á custodiarles era insuficiente.
En vista de tales declaraciones, el señor Larroca indicó al gerente que, á pesar de que tenía 75 agentes empleados en la custodia de la línea, estaba dispuesto á garantizar los intereses de las compañías, y que, por lo tanto, facilitaría toda la fuerza que se le pidiera por escrito y con diez horas de anticipación.
Esta misma determinación se comunicó á los gerentes de las demás compañías, para cuando quieran reanudar el servicio.
La de la línea de Badalona se hallaba custodiada ayer por 75 agentes de la policía, 25 guardias civiles de infantería, 20 de á caballo y una sección del regimiento de cazadores de Treviño.
Como se ve, empresas y obreros van á entablar una lucha de intransigencia con cuya duración saldrá perdiendo siempre y en primer lugar el público.
En esta ciudad, donde las distancias son grandes, el tranvía constituye un factor casi indispensable para toda clase de asuntos, y su ausencia puede producir perturbaciones que no por ser de un interés particular merecen menos atención que los intereses colectivos de esta ó de la otra entidad. Se trata, pues, de los asuntos de cada ciudadano, y de ellos, aislados ó juntos, deben preocuparse nuestras autoridades y buscar un medio, que indudablemente lo habrá, para que este estado de cosas acabe lo más pronto posible, ya que las dos partes litigantes no parecen dispuestas á tener en cuenta los intereses del público.

Lunes 6 mayo 1901 —Queda aun sin resolver el conflicto de los tranvías. Ni un síntoma se ve que infunda la esperanza de un arreglo. Las empresas, como los empleados, permanecen en su actitud intransigente, causando no pocas molestias al público, que se ve privado de los medios de locomoción tan necesarios en Barcelona por las largas distancias que hay de unos puntos á otros de la capital.
Los rumores que habían circulado respecto á que ayer reanudarían sus servicios la «Catalana » y «La Condal» no se confirmaron, por desgracia. Mientras duren las actuales circunstancias, no piensan reanudar el trabajo las mencionadas empresas.
Los huelguistas no acuden ya en tan gran número como días anteriores á las inmediaciones de los edificios que ocupan las diferentes empresas de tranvías. La fuerza que vigila dichos sitios es también en menor número que días atrás.
Ayer visitaron al detenido en los calabozos del Juzgado, Antonio Requesens, varios de sus amigos á los cuales afirmó aquel que la policía le había insultado al encontrarle veinte pesetas en el bolsillo.
En vista de esta declaración, la junta ha dispuesto que formule por escrito los cargos que tenga que hacer contra la policía con el fin de presentar la denuncia correspondiente. 
La misma junta acordó ayer gestionar la libertad de los detenidos á raíz de los sucesos ocurridos durante la huelga. En Hostafranchs fueron detenidos dos huelguistas por ejercer coacción sobre dos «esquirols». Uno de dichos detenidos logró escaparse al ser conducido al Gobierno civil. Al otro se le ocupó un machete.
Es probable que hoy reanude su servicio el tranvía de Badalona.

El tranvía á vapor de Badalona reanudó ayer el servicio, protegido por fuerza de policía y de la guardia civil.
Parte de la empalizada de la línea férrea de Sarrià á Barcelona apareció ayer arrancada. 
Entre ocho y nueve de la mañana, junto á la plaza de San Martín, fue apedreado por algunas obreras uno de los convoyéis del tranvía á Badalona. Fuerza de la guardia civil y de Montaña impidió que prosiguiese el alboroto.
Por la tarde se verificó el entierro del cochero de la Anónima de Tranvías, Magín Cañellas, asistiendo al acto unos mil huelguistas, que acompañaron el cadáver hasta el monumento de Colón, donde se disolvió pacíficamente el fúnebre cortejo. El conflicto está aún sin resolver y nadie ve esperanzas de arreglo.

Remitidos
Muy distinguido señor Director de LA VANGUARDIA.
Por lo mismo que la huelga de los tranvías interesa vivamente al vecindario, la Compañía hace pública su actitud en este asunto. 
En virtud de unas bases aprobadas con intervención del gobernador señor Sanz y Escartín, se estipuló con los empleados qué ninguno de ellos sería despedido sino por causa justificada. Desde entonces, el público ha podido ver cómo, por parte de algunos cobradores, se defraudaba á la Compañía, y aunque esta Gerencia conocía la mayoría de  las faltas cometidas, como por su índole casi nunca era posible probarlas plenamente, hallábase en la alternativa de tolerarlas ó de dar pie á una huelga, so pretexto de que uno ó más empleados habían sido despedidos sin causa justificada.
Así las cosas, los empleados se declararon en huelga el domingo 28 de abril, y con esta resolución, rompieron deliberadamente las bases aludidas. La Compañía, desatada de todo compromiso, recaba la libertad absoluta de ser ella misma juez de la conducta de sus empleados, pensando de esta suerte, coadyuvar eficazmente á los fines de la primera de las conclusiones cuya aceptación pretenden los huelguistas, esto es, que todo el personal parezca y sea eminentemente sano, pública y privadamente en todos los actos del servicio,  por lo que corresponde al decoro y dignidad debido á todo ser social.
Por lo demás, dejando á un lado estímulos de amor propio, esta Compañía está dispuesta á admitir con el mismo sueldo é iguales horas de trabajo, á los antiguos empleados en quienes no' concurra tacha, sin tener para nada en cuenta la conducta hasta hoy observada por los huelguistas ni la circunstancia de que estén ó no estén asociados.
En resumen: la casi totalidad de los antiguos cobradores y todos los cocheros, pueden obtener inmediatamente colocación. La Compañía sólo reivindica, la libertad de tomar en lo sucesivo el personal que estime más idóneo y despedir al que falte.
Tal es nuestra actitud; creemos que los obreros corresponderán á ella volviendo al servicio, y creemos que en todo caso la opinión  imparcial reconocerá que si la huelga continúa no es ciertamente por culpa de esta Compañía, -»
De V. atento s. s. q, b. s. m.— P.P., la Compañía  Anónima de Tranvías de Barcelona, N. Kennedy.
Barcelona 6 de mayo de 1901

Martes 7 de mayo 1901 Todos los talleres y fábricas de  la ciudad han aparecido hoy paralizados.
En los alrededores de los más  importantes se ven grandes grupos de obreros de ambos sexos y fuerzas del ejército, municionadas como para campaña…

Suspensión de garantías.
Al amanecer de hoy y con las formalidades  prevenidas se ha declarado en toda la provincia de Barcelona el estado de guerra, fijándose en  las esquinas de esta ciudad el siguiente: 
Bando
Don Ramón Larroca y Pascual, Gobernador civil de esta provincia.
Hago saber: que usando de las facultades que me concede la Ley, de acuerdo con las autoridades militar y judicial he designado mi mando civil en la autoridad militar.
Ramón Larroca.  Barcelona 7 mayo 1901.

Suspensión de Garantías 
Al amanecer de hoy y con las formalidades prevenidas se ha declarado en toda la provincia de Barcelona el estado de guerra, fijándose en las esquinas de esta ciudad el siguiente:
 Bando:
Don Manuel Delgado Zuleta, Teniente General del Ejército y Capitán General de Cataluña.
Hago saber:
Que, suspendidas por el Gobierno las garantías constitucionales y designado el mando por la autoridad civil de esta provincia conforme la Ley de orden público, en uso de las facultades que la ley me concede.
Ordeno y Mando:
Art. 1º Queda declarado el estado de guerra en toda la provincia de Barcelona.
Art. 2º Como consecuencia de la anterior declaración, quedan sujetos a la jurisdicción de guerra, los delitos contra la seguridad e integridad de la patria, sedición, rebelión, y sus conexos y todos los que directa o indirectamente afecten el orden público, siendo juzgados en juicio sumarísimo cuando los delitos sean flagrantes.

Art. 3º Serán disueltos con arreglo a lo dispuesto en el artículo 257 del Código penal, los grupos de más de 3 personas que se formen en la vía pública con carácter sedicioso, empleándose la fuerza contra ellos en caso de resistencia.
Art. 4º Quedan también sometidos a la Jurisdicción de guerra:
I. Los que promuevan ó tomen parte en reuniones ó manifestaciones no autorizadas.
II. Los que atenten á la libertad de contratación é impidan la libre circulación de tranvías y cualquier medio de locomoción.
IIÍ. Los que en cualquier forma atenten contra los edificios públicos, establecimientos industriales, particulares y contra los ocupados por sociedades o corporaciones de cualquier clase.
IV. Los que atenten en cualquier forma contra las vías férreas de todas clases, líneas telegráficas ó telefónicas, conductores de electricidad, cañerías ó depósitos de agua, gas y toda materia combustible ó explosiva.
...
Art. 7º  Se establece previa censura para la prensa. Todo periódico que inserte, artículo, suelto ó noticia  que no esté autorizado por esta capitanía, será recogido y suspendida desde luego la  publicación, quedando sujetos los autores de la especie vertida ó noticia dada y el director del periódico á las responsabilidades en que por la infracción incurran. Las mismas reglas se aplicarán á los folletos, hojas sueltas y obras para el teatro, dirigiendo el procedimiento, cuando no se averigüe el autor, contra el dueño de la imprenta que hubiera tirado la publicación.
Art. 8º Las autoridades y tribunales civiles continuarán en el ejercicio de su autoridad o jurisdicción en lo que no se oponga en este Bando, a lo prevenido en la ley  de 23 de abril  de 1870; reservándome, por último, el abocar a mi conocimiento cualquier otra clase de delitos ó infracciones que considere oportuno.
Barcelona 8 de mayo de 1901.—Manuel Delgado,

Hemos decidido finalizar con el inicio del siglo XX esta relación, que como vemos podría bien prolongarse hasta hoy.
Solo indicar que a pesar de haber pasado ya dos días de esta celebración, este año sí hemos decidido sacar de la carpeta estos archivos, dado que nuestro compromiso para este año es ir finalizando temas que habíamos dejado abiertos en anteriores entradas.