lunes, 26 de septiembre de 2011

La J.G. Brill & Company y su “truck”

Los aficionados al mundo del tranvía, estamos acostumbrados a leer en las descripciones de coches de tranvías, menciones al "Truck Brill" o incluso en Barcelona los coches Brill, que circularon por el Ferrocarril de Sarria y de los que felizmente se preserva alguna unidad.
Los "Trucks" son los carretones que hay bajo la carrocería de los coches de tranvía y que contienen ruedas mecanismos de freno e incluso motores cuando los coches se mueven a tracción mecánica.
Esta tecnología procede, en gran parte, de una importante compañía americana, que a mediados del siglo XIX comenzo su andadura fabricando tranvías de tracción animal.
Johann Georg Brill
Johann Georg Brill

A lo largo del siglo XIX, cientos de miles de inmigrantes europeos fueron a Estados Unidos en busca de una vida mejor. Uno de ellos, un ebanista alemán procedente de Bremen, con treinta años de edad y de nombre Johann Georg Brill llegó a Filadelfia con su esposa y dos hijos en 1847.

En 1858 encontró trabajo en la empresa de fabricación de carrocerias Murphy & Allison de Filadelfia, donde ascendió al puesto de capataz en la sección de tranvías trabajando durante unos veinte años hasta que en 1866 marcharía para fundar su propio negocio.
Esta pequeña empresa, sita en el número 31 de Chestnut Streets llegaría con el tiempo a constituir una corporación con plantas en Filadelfia, Ohio, Nueva Jersey, Massachusetts, Illinois, Missouri, Canadá y Francia  y negocios en todo el orbe.


La J.G. Brill & Company
John George Brill y su hijo, George Martin Brill fundaron la J.G. Brill & Company en Philadelphia, Pennsylvania el año 1869.
En sus inicios, la empresa de Brill construyo todo tipo de coches: los tranvías hipomobiles, coches para tranvías de tracción por cable y coches de pasajeros de ferrocarril. No obstante hacía mediados de 1880 se especializó en el floreciente mercado de los coches de tranvía.
Su más famosa aportación fue el truck Brill, que fue evolucionando desde la aplicación en coches hipomobiles hasta los eléctricos. Este truck parte de un chasis que se caracteriza por su sencillez y ligereza y al que van fijandose los amortiguadores, ruedas, ballestas, frenos etcetera.

Como buen diseño se mantuvo durante muchos años con pequeñas evoluciones y adaptaciones siendo la base de muchisimos tranvías de todo el mundo.

También suministro estos trucks y otros componentes a la mayoría de constructores de tranvías americanos, siendo uno de los más populares en todo el mundo.

Brill fue siempre una compañía inovadora. La empresa, sus ingenieros y sus empleados registraron cientos de patentes, desde  campanas de señalización y  mecanismos de apertura de puertas a diseños de vehiculos completos. Entre los artículos patentados por Brill había dos estilos diferentes de coches convertibles, el coche Narragansett, el Dedenda gong, el Renitent Window Post, y diferentes tipos de asientos.

George Martin Brill
En 1887 la empresa se registro en Pensilvania, como J.G. Brill Company, trasladándose a una gran planta en la Avenida Philadelphia’s Woodland.

Al poco tiempo, en 1888 moriria John George Brill (1817-1888) pasando su hijo, George Martin Brill al cargo de la compañía.
En 1899 la Brill entro en una dinámica de fusión con otras firmas del sector para formar la Consolidated Street Car Company, que absorbería el 90% de la construcción de tranvías eléctricos de los Estados Unidos. Sin embargo este proyecto fue abandonado por Brill, que ya había adquirido la totalidad del capital de varios fabricantes de menor tamaño, como la “American Car Company”, de St. Louis, Missouri en 1902, la “G.C. Kuhlman Car Company” de Cleveland, Ohio en 1904, la John Stephenson Company, de Elizabeth, New Jersey en 1904 y el Wason Manufacturing Company de Springfield, Massachusetts (1906). y que finalmente decidió que dichas empresas siguieran trabajando con sus propios nombres como filiales de su propiedad, posiblemente por la buena reputación que tenían estas compañías.
La Dayton and Western,
compañía del grupo Brill
Brill fue también una de las empresas líderes en el intento de 1905 para consolidar un gran número de constructores de tranvías en algo parecido a un "trust" y así reducir la competencia y mejorar los beneficios, (aunque el negara esta motivación). Por desgracia para Brill y los demás involucrados, esta acción se hizo demasiado tarde evaporándose el resultado de sus esfuerzos.
Tras este fracaso, Brill volvió a la factoría de Pensilvania el 1 de agosto 1906 .
En 1908 adquiere la mayoría del capital social de la Danville Car Company's de Danville, Illinois .
Con todas estas adquisiciones la compañía conseguiría una red de plantas estratégicamente ubicadas en la mayor parte del país. Y en 1912, constituye una filial en París, Francia, la Compagnie J.G. Brill que produjo coches y trucks para tranvías y ferrocarriles eléctricos en Europa, donde ya hacía tiempo que tenia una fuerte representación.
Al comienzo de la 1ª Guerra Mundial, se unió a Brill JG White & Company para organizar el Springfield Aircraft Corporation, especializada en la fabricación de aviones militares hasta 1918.
el "Narragansett en acción

En 1920, la producción combinada de todas estas plantas en la producción de automotores eléctricos, coches de ferrocarril de vapor y aparatos afines, se aproximaba 3.700 vehículos y 14.000 “trucks” (chasis o carretones) al año.
Brill construyó todo tipo imaginable de tranvía. Algunos de los diseños Brill más notables fueron el sistema patentado Brill Convertible Car, en el, los paneles laterales podían desmontarse para formar un coche jardinera apto para el verano. Otro coche el "Narragansett" consistía en un coche jardinera con dos escalones, para facilitar el acceso de las mujeres con faldas ajustadas.

Además construiría en 1926, unos grandes coches de acero de alta velocidadddd para las área de Washington, Baltimore y Annapolis, así como lligerosros y veloces coches “Bullet” en 1930.
Brill patentó componentes que cubrían la casi totalidad de elementos para fabricación de coches de tranvía y ferrocarril, siendo la empresa pionera en venta de componentes, a demás de producción en líneas de montaje.

La Factoria Brill durante una Huelga probablemente en los años treinta.
La industria de fabricación de tranvías inicio un declive en la década de 1930, a Brill le llegaron tiempos difíciles, reportando un pérdida de 1 millón de dolares en 1933. lo que obligo al cierre de una de las plantas, trasladándose la producción de tranvías a la planta de Filadelfia en 1941, al menos en parte porque sólo vendió treinta de sus nuevos tranvías Brilliner, que fue un modelo diseñado por Raymond Loewy, muy similar al coche PCC.
El modelo PCC (Presidents Conference Car), que habían desarrollado en conjunto los fabricantes y explotadores de redes tranviarias para adaptarse a las necesidades de tráfico de la época y que prevaleció desde los años 40 hasta que a finales de los setenta, los tranvías articulados fueron sustiyuyendolos en las ciudades americanas.
La concepción del Briller y el PCC se adapto a otros vehículos así, el acceso por delante y salida central pasaría a los autobuses, ya que era la mejor opción para el agente único es decir para suprimir al cobrador.
El Briller 222 en  Atlantic City, 1956.
Curiosamente en nuestra ciudad, donde  en los años 40 se copio este modelo en la llamada serie 1200 o “Manoletes” y mas tarde con los auténticos PCC llegados de Washington, no llegarían a emplearse como coches de agente único y esta función solo sería adoptada por los autobuses, algunos años después de la desaparición de los tranvías.
En 1944 Brill se centro en la producción de autobuses y caonstituyendo la ACF-Brill Motors, Inc.  que dejó de operar en 1954. Este cambio no consiguió sacarla de la crisis y posiblemente la fuerte competencia de la General Motors Car Company, impidió su continuidad.
Brill y Barcelona
Según indagaciones del Sr. J. Ibañez Puente con fuentes americanas, la presencia más antigua de material Brill consiste en un coche presentado en la Exposición Universal de 1888 que finalmente paso a manos de la Compañía de Tranvias de Barcelona Ensanche y Gracia, y que tras ser exihibido de nuevo en la exposicion del29, ha conseguido llegar a nuestros días.
De este coche esperamos publicar algún dia una entrada.
Mas adelante los primeros tranvías electricos de la compañía Anonima circularían sobre trucks Brill y los primeros grandes coches de la compañía del Tranvia de Barcelona a San Andres y extensiones usaron los trucks o carretones Brill de Maxima tracción, que se distinguian por tener una rueda mayor que la otra.
En este tranvía jardinera puede apreciarse el truck Brill, en toda su sencillez.
El truck brill estaría presente en casí todas las series tranviarias de Barcelona fabricadas antes de los años cuarenta, y  circulando en la red barcelonesa hasta sus últimos días.
Finalmente indicaremos que el Ferrocarril de Sarria desde su electrificación utilizo los trucks Brill ya fuera en los primeros tranvias con que inicio esta, como posteriormente en los grandes coches que circularon por las líneas de Sarria y el Valles hasta los años ochenta.
También diremos que todos los coches de nuestro entrañable “Tramvia Blau” circulan desde sus origenes sobre trucks Brill.

Los primeros grandes automotores Brill de Barcelona, entre ambas imagenes hay casí cien años

8 comentarios:

  1. Bon dia amics:
    Me encanta la descripción que haceís de todo el proceso de tranvías y autobuses. ¡Madre mía como han evolucionado estos medios de comunicación!
    Si supierais que os estoy leyendo a las siete de la mañana.
    Madrugo porque si no fuera así, no tendría tiempo de estar en el ordenador.
    Nombráis el Tranvia Blau, yo de pequeña subía en el muy ilusionada, porque me llevaba al Tibidado.
    Una abraçada desde Valencia, Montserrat

    ResponderEliminar
  2. El nombre de Brill para los automotores de la línea del Vallés lo había leido e interiorizado, pero desconocía completamente la historia de la compañía y los hombres que había detrás. MUY INTERESANTE.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Railsiferradures!
    Qué interesante la historia de este ebanista, debió de ser muy imaginativo para introducirse en el mundo de los tranvías y además innovar.
    Tiempos difíciles aquellos para Europa, que debían las personas de emigrar a este gran nivel. Ahora también pasa, pero los tiempos aún se han hecho más difíciles para las personas que actualmente tienen que emigrar.
    Es original el encabezamiento del blog, del tranvía azul.
    Un abrazo para todos vosotros.

    ResponderEliminar
  4. Hola Montserrat,
    A quien madruga, Dios le ayuda, dice el refrán. Las primeras horas del día quizás son las mejores, cuando uno se levanta con la cabeza fresca. Seguro que con tus ocupaciones, has de encontrar momentos en las horas menos comunes del día, para dedicarlas a tus amigos blogueros que son muchos.
    Este mes el tranvía que llevaba a la pequeña Montserrat al parque del Tibidabo, cumplirá 110 años, y como no es una cifra de las que los estamentos oficiales suelen celebrar, nosotros aprovecharemos para hacerlo, y pensamos dedicarle alguna entrada, a pesar de que nunca haya tenido tracción animal. Será una de nuestras excepciones.
    Un fuerte abrazo de tus amigos de Sant Andreu,
    railsiferradures

    ResponderEliminar
  5. Buenas noches Bandero,
    Brill fue una de las innovadoras compañías que hicieron evolucionar el transporte público.
    Nosotros solo hemos picoteado un poco de varias fuentes americanas entre ellas http://midcontinent.org/rollingstock/builders/index.htm , con la intención de relacionar a esta importante firma con nuestra ciudad en la que estuvo y sigue aún presente de la mano del Tramvía Blau.
    un saludo tranviario
    railsiferradures

    ResponderEliminar
  6. Hola Clariana,
    Parece que la humanidad, no ha hecho más que emigrar y migrar de una parte a otra del globo.
    A nosotros, que nos hemos vuelto muy sedentarios, nos cuesta un poco pensar que quizás mañana tengamos que marchar a vivir a un punto muy alejado, nos cuesta dejar nuestras raíces. Pero un día puede suceder, como lo hizo hace muchos años nuestro padre, y muchísimos otros.
    Volviendo al Blog y al nuevo encabezado, se nos ha ocurrido, que para celebrar el 110 aniversario de nuestro querido tranvía Blau podríamos poner un encabezamiento, y a modo de pastel con sus velitas, una por cada década, hemos buscado las diferentes decoraciones que ha tenido hasta hoy.
    Hay como mínimo tres que no son Blau; el rojo de la jardinera con los colores de los años cincuenta de los tranvías Barceloneses, el verde del tranvía más pequeñoo que haya circulado en Barcelona salvado gracias a la labor del señor Valero y su equipo de entusiastas tranviarios y que tomaron este color por ser el que en unaépocaa tubo cuando llegaba hasta Vallvidrera.
    El amarillo canario, fue el color de los tranvías barceloneses en las primeras décadas del siglo XX.
    El tranvía Blau se disfrazo para la película Gaudi de tranvía de la época.
    De esta forma podemos decir que hay muchos colores en el Blau.
    Muy muchos y coloridos besos de tu familia y demás animales.
    railsiferradures

    ResponderEliminar
  7. Buenas tardes.
    Ante todo, muchas gracias por el blog. Lo tengo en la barra de preferidos.
    Deseaba aportar que he encontrado la utilización en Madrid de tranvías de mulas de fabricación Brill. El Tranvía llamado "de la Castellana y el Hipódromo" se inauguró oficialmente el Lunes 9 de Mayo de 1881. El diario El Globo (11/5/1881) nos dice que los invitados “tomaron asiento en los seis cómodos y elegantes coches construidos por la casa J.G. Brill y compañía, de Filadelfia, para el nuevo trayecto”.
    Esa concesión había sido adquirida por los ingleses, y era explotada por el Tranvía de Madrid.
    Otro tema. Veo que eres muy clemente con el final de la hegemonía tranviaria de Brill. Estoy de acuerdo con los historiadores americanos en que el final del Brill tranviario se debió a su negativa a participar en el proyecto PCC. "Inventó" el Brilliner como alternativa, y se quedó en la vía muerta. Mi opinión personal es que a la Brill le perdió su orgullo: ¿Cómo un grupito de usuarios le iba a decir a la afamada Brill cómo debía ser el tranvía del Futuro? Y el tranvía de aquel futuro fue el PCC y no lo inventó, ni lo fabricó, la Brill.
    La verdad es que he caído hoy en este tema porque estaba buscando información sobre los modelos de truck que Brill fabricó en la fábrica francesa.

    ResponderEliminar
  8. Buenas noches,
    Gracias a usted, por su amable e interesante comentario.
    Entre los muchos temas que queremos publicar, dos nos llevan de cabeza desde hace mucho tiempo; el ferrocarril de Tracción animal de Gandia a Carcaixent, del que no conseguimos encontrar suficiente información, para poder crear una entrada en condiciones, y los tranvías de tracción animal madrileños, de los que si existe información abundante, pero en este caso lo que haríamos sería un refrito no pudiendo aportar datos nuevos.
    No obstante, después de leer este comentario, nos esta dando más ganas de entrar en este tema, y esperamos poder hacer algún pinito en este basto territorio.
    Con referencia a Brill, creo que si es cierto que no fue suficientemente ágil y como dice, se ofusco en sus propias capacidades, sin adaptarse a las necesidades reales. Revisando el antiguo historial de la Brill, donde adaptaba plataformas a la accesibilidad de las pasajeras o creaba una amplio catalogo de coches supongo que para adaptarse a las diferentes sociedades y rutas, creo que la generación del Briller perdió el Norte y al parecer en lugar de innovar paso a ir a remolque y perdiendo la capacidad de reacción, lo que acabaría con aquella importante empresa.
    Con referencia a los trucks Brill, los grabados del post, pertenecen al libro la Tration Électrique de André Blondel y F.Paul Dubois editado por CH Berangeur en 1898.
    Si le interesa puedo enviarle algunas paginas del mismo.
    Saludos tranviarios
    railsiferradures

    ResponderEliminar